EL PRESIDENTE DESCARTA UN GRAN ACUERDO CON EL PERONISMO POR LA "FALTA DE INTERLOCUTORES"
miércoles, 11 de julio de 2018

EL PRESIDENTE DESCARTA UN GRAN ACUERDO CON EL PERONISMO POR LA "FALTA DE INTERLOCUTORES"

El presidente está convencido: no habrá, al menos en el corto plazo, un gran acuerdo con el peronismo. En reunión de gabinete se mostró escéptico sobre la posibilidad de un entendimiento; sin embargo, Frigerio mantiene la expectativa de pactar con los gobernadores.

JAIME ROSEMBERG – LA NACIÓN

 

El presidente Mauricio Macri está convencido: no habrá, al menos en el corto plazo, un gran acuerdo con el peronismo. No porque no sea su deseo, sino por falta de un interlocutor válido que unifique a todas las vertientes opositoras de raíz justicialista. "Para el mundo somos los únicos garantes del modelo. Al PJ le cuesta que lo identifiquen así", dijo el Presidente durante la reunión de gabinete que encabezó ayer en la Casa Rosada. Según altas fuentes del Gobierno, Macri dio como ejemplo el Pacto de Olivos, que el líder radical Raúl Alfonsín y el entonces presidente, el peronista Carlos Menem, firmaron en 1993, y que dio como resultado la reforma constitucional del año siguiente. "Pudieron hacerlo porque ambos eran respetados", dijo el Presidente.

 

Cerca del primer mandatario agregaron que hoy hay "muchos líderes, no hay una sola cabeza" en el PJ para intentar un acuerdo de esa magnitud, con lo que abrieron el paraguas ante eventuales críticas si la convocatoria a un acuerdo "global" no se produce. "No es que Mauricio no quiera acordar; al contrario, el mundo espera que haya una contrapartida confiable. Pero no se sabe exactamente cuántos grupos hay, si se juntan o no, así es difícil", explicó un asesor presidencial que conoce bien a su jefe político.

 

Según otro testigo, Macri reiteró allí que su gobierno "está abierto a los acuerdos y el diálogo que se requiere para que haya inversión [.] solo es previsible con acuerdos de largo plazo basados en instituciones, y no como es hoy, [solo basado] en un presidente y un gobierno", afirmó. Según los testigos, Macri mencionó con admiración, el sistema de alternancia política y de estabilidad macroeconómica vigente en Chile en los últimos años.

 

"Aún no tenemos líderes en la oposición representativos de una práctica seria y responsable para estos acuerdos", reafirmó el primer mandatario, en momentos en los que los gobernadores y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, intensifican los contactos de cara a lograr un presupuesto consensuado para el año próximo y a la vez cumplir con las metas de déficit incluidas en el acuerdo con el FMI.

 

Precisamente Frigerio fue optimista con relación a las conversaciones que se están llevando a cabo. "Vamos a convocar a la oposición. Queremos que sea un acuerdo para el desarrollo nacional, que incluya todos los temas que sean necesarios, con un objetivo central que es la elaboración del presupuesto 2019", dijo ayer a LA NACION. Cerca de él explicaron que las posturas no son contradictorias: ambos, Macri y Frigerio, quieren y trabajan por un acuerdo, pero coinciden en que la "superposición" de interlocutores es una complicación. "Hay falta de liderazgo en el peronismo. Es una realidad", remató otro vocero.

 

A pesar de las trabas "objetivas", Frigerio cree posible discutir, con éxito, otros temas, como la postergada reforma de la ley de coparticipación federal. "Estamos trabajando junto con los gobernadores y los ministros de Economía provinciales para presentar en el Congreso un nuevo proyecto consensuado de coparticipación federal", anticipó.

 

En la misma línea de "apertura al diálogo", el jefe de Gabinete, Marcos Peña, valoró que "todos [los gobernadores peronistas] coinciden en aceptar la meta de 1,3 de déficit fiscal que hemos acordado con el FMI, eso es muy positivo", dijo a la salida de la reunión de gabinete.

 

Pero puso algunas salvedades: ante una pregunta de LA NACION, afirmó que no encuentran "una postura única" entre los mandatarios provinciales para negociar "en conjunto" el presupuesto y otras leyes. Y que escucharán la propuesta de los gobernadores de suspender la baja de Ingresos Brutos para favorecer la inversión, pero que la postura del Gobierno es la contraria.

 

"Creemos que es muy importante para nuestra clase media y el sector productivo seguir bajando impuestos, es un lineamiento necesario y un reclamo genuino de todos los argentinos", dijo Peña. Y advirtió: "Este es el gobierno que más plata les ha devuelto a las provincias en los últimos tiempos, además de la obra pública y la presencia permanente del Estado nacional", finalizó.

 

En el Gobierno reconocen que hoy por hoy la figura más convocante de la oposición es la expresidenta Cristina Kirchner. "Pero con ella no hay diálogo", confirman desde Balcarce 50. Macri cree, al igual que Peña, en la factibilidad de "acuerdos sectoriales" como el de Vaca Muerta, que gracias a la baja de costos laborales y de servicios se convirtió en un "boom" de mano de obra y producción