NICOLÁS DUJOVNE A ECONOMISTAS: "EL ACUERDO CON EL FMI ES EXIGENTE PERO NO ES SANGUINARIO"
martes, 12 de junio de 2018

NICOLÁS DUJOVNE A ECONOMISTAS: "EL ACUERDO CON EL FMI ES EXIGENTE PERO NO ES SANGUINARIO"

Seguidilla de reuniones. A juzgar por la ola de reuniones con economistas, empresarios y banqueros alguien debe haber sugerido escuchar otras voces. Este mes de junio quedó fuera de las mediciones que arrancan en julio. El dólar y las proyecciones para 2019.

SILVIA NAISHTAT – DIARIO CLARÍN

 

Así como Christine Lagarde observó que el equipo económico estaba “corto de mujeres”, a juzgar por la ola de reuniones con economistas, empresarios y banqueros alguien debe haber sugerido escuchar otras voces. El sábado, Federico Sturzenegger recibió en su residencia a varias figuras. Uno de esos asistentes se sorprendió ante Clarín por el tamaño de la biblioteca, una señal de las lecturas del jefe del Banco Central.

 

Ayer fue el turno de Nicolás Dujovne justo cuando el dólar cerraba a $ 26,44. Pero si los invitados se ilusionaron en conocer las claves de la carta de intención con el FMI, se quedaron con las manos vacías. Para los funcionarios, según explicaron, estos intercambios sirven para entender la percepción del sector privado.

 

En la casa de Sturzenegger, además del anfitrión, estaba la plana mayor del BCRA (Lucas Llach, Demian Reidel y Mariano Flores Vidal, entre otros). Juntos recibieron a los economistas José Luis Machinea, Miguel Angel Broda, Miguel Bein, Jorge Vasconcelos y Juan Carlos de Pablo.

 

Allí se tuvo el primer indicio que este mes de junio quedó fuera de un acuerdo que recién empieza a correr en julio que es cuando comienzan a medirse las nuevas metas comprometidas con el FMI. Este mes hay mayores libertades y por eso cualquier exceso en el precio del dólar, un overshooting en la jerga, que puede traducirse en una inflación para el mes en torno al 4%, “preocupa pero no alarma”. Con el Fondo se pactó que entre julio de 2018 y julio de 2019 la inflación no debería superar 22% y en 2019, debería cerrar en 17%.

 

En esa reunión se supo, como reconstruyó este diario, del reproche de los exportadores a Luis Caputo. El ministro de Finanzas les habría sugerido desprenderse de dólares antes de la firma del acuerdo el jueves pasado señalando que el precio de la divisa podía caer. La mayoría vendió a $ 24,90 cuando el viernes se había posicionado en $ 25,90 y ayer en $ 26,44.

 

Eso sí, nadie imagina ningún escenario ni siquiera parecido al dramático 2002 cuando el dólar escaló, medido en precios actuales a $ 38 y la tasa de referencia del Central trepó al 130%.

 

El sábado se conoció que muchos bancos realizaron durante mayo reuniones diarias para medir el pulso de la mesa de dinero, demanda de créditos y el grado de atraso en los pagos. Con el acuerdo, esos controles se relajaron y aparecieron pronósticos que hablan de un crecimiento de 1% para este año con recuperación de la economía a partir de mayo de 2019. Otros estiman un 2,5% de crecimiento en 2019 empujado por la cosecha y Vaca Muerta.

 

En el encuentro con Dujovne participaron los economistas jefes de diversos bancos como Andres Borensztein (BTG PACTUAL), Hernan García (Banco Galicia), Juan Carlos Barboza (Itaú), Florencia Vazques (BNP), Celeste González (BBVA), Daniel Chodos (Credit Suisse) y Ricardo Dessy (Citibank). Les informaron que la carta de intención se conocerá en los próximos días. Y les dijeron que las metas “son exigentes pero no son sanguinarias” y que hay flexibilidad.

 

De esta manera, el déficit comprometido de 1,3% del PBI en 2019 puede llegar al 1,5% si se añade lo que el Fondo contempla en lo social. Y la evaluación sería después de las elecciones de octubre. “Es un acuerdo más relajado”, dijo uno de los presentes que se sorprendió de las negativas de Dujovne por responder sobre la tasa y el tipo de cambio. “Hay hiper independencia del Banco Central”, afirmó.

 

Les preguntaron por qué no subían los bonos argentinos tras el acuerdo: “Brasil se derrumbó y los bonos argentinos recibieron ese castigo”, fue la respuesta unánime. En Hacienda también averiguaron sobre las inquietudes del mercado. Uno de los presentes soltó: “Les interesa saber si Macri puede extender su mandato otros cuatro años”. No es poco.