Inicio arrow Columnistas arrow DESACERTADA GESTIÓN CAMBIARIA: COMPRA DE DÓLARES EN PLAZA - por LUIS SARMIENTO GARCÍA
MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


DESACERTADA GESTIÓN CAMBIARIA: COMPRA DE DÓLARES EN PLAZA - por LUIS SARMIENTO GARCÍA PDF Imprimir E-Mail
viernes, 08 de junio de 2007

 El gobierno ha resuelto, desde hace ya tiempo, adquirir dólares en plaza en razón de que no existe un flujo de divisas importante del exterior, salvo el ingreso por exportaciones. Para ello emite dinero local –pesos– y compra divisas en bancos, de modo que se produce un trueque: el BCRA recibe dólares de plaza y a cambio, entrega su equivalente en pesos. Martín Redrado declara que la emisión es para evitar la sobre apreciación del peso que significa sobrevaluar al dólar...

 

El gobierno ha resuelto, desde hace ya tiempo, adquirir dólares en plaza en razón de que no existe un flujo de divisas importante del exterior, salvo el ingreso por exportaciones. Para ello emite dinero local –pesos– y compra divisas en bancos, de modo que se produce un trueque: el BCRA recibe dólares de plaza y a cambio, entrega su equivalente en pesos. Martín Redrado declara que la emisión es para evitar la sobre apreciación del peso que significa sobrevaluar al dólar.  En todo el país existe un stock de divisas acotado. Por supuesto, estoy mencionando al stock registrado porque el “no registrado” denominado popularmente “negro” o “black money” no está reconocido y su tenencia está prohibida. De ahora en más, para simplificar y facilitar la comprensión, utilizaré al dólar como representativo de todas las divisas.

 

Conceptos básicos

 

En cualquier país los dólares pueden estar en stock o tenencia general de las siguientes formas:

 

1   Como “reservas” en el Banco Central: No son de libre disponibilidad y constituyen la garantía del valor del dinero local en circulación, de manera que los portadores de la masa monetaria, billetes en su poder, depósitos a la vista y depósitos de ahorro en los bancos, pueden  cambiar sus pesos en todo momento por dólares. De ahí la importancia de que las tenencias de dólares coincidan en sus valores con el circulante. En Argentina el circulante asciende a $ 129.100 millones y las reservas oscilan en los u$s 40.000 millones. Ante cualquier corrida el BC tiene la totalidad de las reservas para cambiar todos los pesos por dólares y si así fuera, quedaría dolarizada la economía (igual a la convertibilidad de Menem).

 

2   Como patrimonio del Estado, de libre disponibilidad: El Tesoro nacional tiene también dólares para efectuar todas las transacciones y pagos internacionales que correspondan y su utilización debe ser autorizada por ley del Congreso (75 inc. 7 CN). La “libre disponibilidad” es solo esto, a diferencia de las reservas que no puede disponerse de ellas salvo para su objetivo concreto: afianzamiento de la moneda local y preservación ante ataques especulativos.

 

3   Como patrimonio de los bancos, casas de cambio y particulares: cuando rige el sistema de convertibilidad, la compra venta de dólares es libre con mayor o menor control de los organismos recaudadores, en Argentina, la AFIP.

 

Al conjunto de todo este stock lo denominaré “SGD” (stock general de dólares)

 

Compra de dólares en plaza

 

a   Adquisición en plaza del stock de dólares: supondré un SGD de u$S 1.000. El Estado posee divisas por 200 dólares y decide adquirir 100 más para reforzarlas, con lo que acrecienta su tenencia a 300, quedando en plaza 700. El SGD no ha variado y continúa siendo 1.000 (300 + 700), pero ha emitido moneda local para adquirirlos y  aumenta la base monetaria. Los dólares han sido transferidos de los bancos al  Estado sin variar el “SGD”.

 

b   Adquisición de dólares a turistas. Se trata de moneda externa y por tanto incrementa el “SGD”, fomentándose el crecimiento de la economía. El turismo extranjero trae dólares de sus países de origen de modo que, si en el ejemplo anterior los dólares turistas ascienden a 100, el “SGD” aumenta a u$s 1.100 generando riqueza y distribución.

 

c   Adquisición de dólares por radicación de capitales, incrementándose el “SGD” y el crecimiento económico. Si se invierten u$s 500 sumados a los 1.100, el “SGD” asciende a u$s 1.600. Por supuesto el gobierno emite para adquirirlos pero la emisión genera riqueza, nuevas empresas, puestos de trabajo, reactivación de la industria y el comercio, aumento de ingresos impositivos, disminución de la pobreza, etc., todo, en forma genuina y no maquillado con los planes “descansar”.

 

d   Adquisición de dólares a inversores especulativos de corto plazo: Crean problemas cuando se retiran, aumentando su precio por la demanda súbita de divisas, con devalúo de la moneda local y aumento de la inflación. Los países en gran medida desalientan estos “capitales golondrinas” o “capitales de motel” como se denominan en Brasil, imponiendo a los inversores en los Mercados de Valores la prohibición de retirarlos por meses o años. Estos ataques especulativos originan graves daños a la economía local y carecen de productividad.

 

Como conclusión debe establecerse que el incremento de las reservas debe efectuarse en lo posible, con dólares externos y no del “SGD” de plaza. La compra interna solo produce inflación, no genera riqueza y se utiliza por gobiernos demagógicos para encubrir las emisiones que se destinan a gasto público improductivo.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2017
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.