Inicio arrow Columnistas arrow SOBRE SI LA MUJER TIENE UNA IGUALDAD ABSOLUTA - por JORGE SARMIENTO GARCÍA
MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


SOBRE SI LA MUJER TIENE UNA IGUALDAD ABSOLUTA - por JORGE SARMIENTO GARCÍA PDF Imprimir E-Mail
jueves, 07 de junio de 2007

Uno de los grandes símbolos primigenios que nos ofrece la Biblia está en el Génesis: Adán no hallaba ayuda o compañía, entonces Dios lo sumió en un sueño profundo, tomó una de sus costillas y rellenó el hueco con carne, creando de la costilla una mujer y llevándosela a Adán, quien dijo...

 

Uno de los grandes símbolos primigenios que nos ofrece la Biblia está en el Génesis: Adán no hallaba ayuda o compañía, entonces Dios lo sumió en un sueño profundo, tomó una de sus costillas y rellenó el hueco con carne, creando de la costilla una mujer y llevándosela a Adán, quien dijo: “Esta vez sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne”; y Dios dispuso que en el futuro el hombre abandonaría a su padre y a su madre y se entregaría a su mujer y los dos se convertirían en una sola carne.

 

Esta imagen atraviesa con variaciones la historia de todas las religiones, y Platón recoge el mito de que la persona fue dividida y que de ahí surgieron el hombre y la mujer.

 

Pues bien, debe señalarse que en la Biblia la expresión “costilla” no es segura, y acaso encierre el simbolismo de que el ser humano se divide y ha sido creado para el otro, el hombre para la mujer y la mujer para el hombre, buscándose entre sí para recobrar la totalidad; y corresponde destacar también que el pasaje bíblico constituye una excelente exposición sobre la igual dignidad existente entre hombre y mujer.

 

En cuanto a las palabras proféticas de que el hombre abandonará a padre y madre y se hará una carne con la mujer, son consecuencia de que la persona es social, necesita al otro, a la comunidad. Por eso, hombre y mujer serán una carne juntos, un ser humano unido, que están para darse el uno al otro, para revitalizarse a sí mismos y para consagrarse a esa nueva vida, todo lo cual contiene el fundamento del matrimonio y de la familia.

 

Por otra parte, a las mujeres se les han concedido dones especiales, siendo indiscutible que en cierto sentido son más sufridas y fuertes (y bellas), y con esa especial capacidad de amar que les ha sido dada, pueden llevar en su seno a otro ser humano dándole su carne y su sangre, todo lo cual confiere a la mujer una distinción especial y una grandeza completamente propia.

 

Y como el cuerpo no es sólo un añadido externo a la persona, la diferencia física penetra a toda la persona y determina, por así decirlo, dos formas de ser persona: hombre y mujer, que han de intentar cumplir unidos todo lo que implica ser personas.

 

Por tanto es falsa la tendencia hoy predominante de querer medir a hombres y mujeres por el mismo rasero y decir que esa “diminuta” diferencia absolutamente biológica no significa absolutamente nada, ideología hostil al cuerpo y maniquea. Esta teoría de la igualdad absoluta es espiritualismo, una especie de desprecio al cuerpo, que se niega a reconocer que precisamente el cuerpo es la persona misma, igualitarismo que en lugar de elevar a la mujer la priva de su grandeza, arrastrándola hasta el ámbito de lo banal al masculinizarla.

 

También, por otro lado, es falsa la ideología de la diferencia que ha posibilitado que se considere a las mujeres como seres inferiores, destinadas únicamente a cocinar y a limpiar, mientras que los “señores de la creación” se sienten una casta dedicada a lo más elevado. Aquí las mujeres son consideradas solamente carnales y sensuales, negadas para lo espiritual, para lo creativo, etc. Es evidente que esta ideología impide percibir el carácter único de la creación divina, que, a pesar de sus diferencias, es unitaria y complementaria. 

 

Esperamos que la síntesis que antecede sea fiel al pensamiento de S. S. Benedicto XVI, cuyas proyecciones en los ámbitos de la moral, de la política y del derecho son irrecusables.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2017
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.