Inicio arrow Columnistas arrow LOS MITOS - POR JORGE H. SARMIENTO GARCÍA
MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


LOS MITOS - POR JORGE H. SARMIENTO GARCÍA PDF Imprimir E-Mail
martes, 05 de junio de 2007

 Los “zurdos”, la “derecha”, los “derechos humanos”, la “izquierda”, los “fascistas”, etc., son ideas dice Massuh que “tienen un gran prestigio: están tocadas por un tono emocional positivo que les confiere cierta sacralidad. Pronunciamos estas palabras, muchas veces, con la conciencia de haber arribado a una solución última más que al comienzo de un problema...

 

Los “zurdos”, la “derecha”, los “derechos humanos”, la “izquierda”, los “fascistas”, etc., son ideas dice Massuh que “tienen un gran prestigio: están tocadas por un tono emocional positivo que les confiere cierta sacralidad. Pronunciamos estas palabras, muchas veces, con la conciencia de haber arribado a una solución última más que al comienzo de un problema. Poseen una atracción carismática que detiene nuestro pensamiento: se ha encontrado la fórmula mágica que resuelve todos los enigmas. En verdad, tales palabras dejan de tener un contenido significativo para transformase en mitos o conjuros forjados por nuestra irracionalidad esperanzada. Por ello mismo es indispensable someterlas, una y otra vez, a un esfuerzo de clarificación racional, a un examen de sus consistencias”.

 

Pensamos que lo que antecede debe constituir el punto de partida para un acertado enfoque de los mitos, cuya enorme influencia ha sido puesta de manifiesto por la historia y la sociología, habiéndose aseverado que constituyen medios irracionales de polarizar la emoción colectiva para gobernar.

 

Señala René Coste que es incuestionable que los mitos han galvanizado a millones de hombres, que los han arrastrado muchas veces a los mayores sacrificios (piénsese, por ejemplo, en el “paraíso terrenal” marxista o en el “racismo nazi”), aceptados, incluso con entusiasmo; mas también lo es que han llevado a muchos crímenes individuales y colectivos… ; y destaca el mismo autor que el mito puede tener una parte de verdad pero, en su caso, ella es anegada en un complejo ideológico y emotivo que es ilusión o mentira, caracterizándose, además, por su simplismo y su absolutización indebida.

 

Lo que llevamos expuesto nos lleva a concluir, con el mismo Coste, en que “Por afán de verdad y de auténtico realismo el mito debe ser rechazado cuando ya existe. Ahora bien, existe el deber de esforzarse en extraer de él cuanto de válido pudiera contener, y también el de negarse a crear otros nuevos. Su influencia implica, no obstante, una lección: la de la ´necesidad de ideales colectivos capaces de unir a los hombres en un trabajo constructivo, en el que su corazón pueda alcanzar la plenitud tanto como su razón`. El verdadero patriotismo, que es amor a la patria al mismo tiempo que a los demás países, es uno de esos ideales colectivos. El ideal democrático de libertad, de igualdad y de fraternidad, es otro particularmente magnífico, cuando no es demagogia… Podríamos dar muchos otros ejemplos, fáciles de imaginar cada cual. Éste es el camino por donde se efectúa, de un modo positivo, el ´pase  de los mitos a las realidades`”.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2017
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.