MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


PRESIÓN A MACRI, MENSAJE A ALBERTO F. PDF Imprimir E-Mail
viernes, 06 de septiembre de 2019

PRESIÓN A MACRI, MENSAJE A ALBERTO F.

El saldo previsible de la relación de fuerzas que quedó planteado luego de las primarias, está viéndose en las calles. Grabois ya le puso un plazo de 100 días al próximo gobierno, que descuenta no será el de Macri.

RICARDO KIRSCHBAUM – DIARIO CLARÍN

 

El saldo previsible de la relación de fuerzas que quedó planteado luego de las primarias, está viéndose en las calles. Podrá decirse, con algún asidero, que la reacción del macrismo herido del 24 de agosto -una manifestación que sorprendió al propio Gobierno- provocó la primera respuesta de los movimientos sociales que había anticipado la incontinencia verbal de Juan Grabois, uno de los que se referencia en el papa Francisco.

 

Pero las nuevas manifestaciones y el endurecimiento de la protesta social, reclamando alimentos y mejora en los planes, encuentra a una administración que se está quedando sin respuestas políticas, arrinconada por el precio dólar.

 

Una interpretación posible es que esa presión en la calle trata de forzar concesiones a un gobierno que todavía no ha reaccionado por el “palazo” de las primarias y que tiene que tratar de yugular la crisis cambiaria, recurriendo a herramientas que nunca había pensado que volvería a utilizar.

 

Las manifestaciones, además, se producen en el distrito más importante que aspira a retener el actual oficialismo y que en las primarias sacó varios cuerpos de diferencia. Ahora, la elección se torna aún más importante por el envión que la coalición del Frente de Todos adquirió con Alberto Fernández  y Cristina Kirchner  y que trata de descontar la diferencia que objetivamente tiene Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad.

 

La situación social y la política montada sobre ella -el episodio en el aeropuerto de Iguazú con incidentes con turistas y la deriva del conflicto en Chubut, con enfrentamientos entre petroleros, docentes y grupos políticos que apoyaban a éstosse ha tensado al compás del deterioro ostensible de la situación económica.

 

Esta presión, entonces, apunta en principio contra Macri y Larreta (aunque, paradójicamente, los cortes pueden beneficiar a este último por sus efectos sobre el votante porteño) pero también busca marcarle la cancha a Alberto Fernández, si es que éste triunfa en octubre.

 

Grabois lanzó la advertencia en un reportaje que publicó La Nación: “El próximo gobierno va a tener poco margen. En los primeros cien días tiene que haber medidas muy de fondo”, dijo. Aunque no aclaró cuáles deberían ser, Grabois y otros dirigentes de los movimientos sociales las fueron desgranando durante las recientes protestas. Desde la “reforma agraria”, que provocó respuestas desde la propia oposición, hasta la expropiación de los inmuebles vacíos de la Ciudad, entre otros reclamos más concretos de incrementos de los planes y otras medidas de contención social, la agenda para la próxima administración se está llenando rápidamente de estas urgencias. Se suman a otras tan urgentes que se convierten en una cuestión que Fernández deberá atender.

 

Al equilibrio que Fernández debe hacer entre su corrimiento hacia el centro y las necesidades del kirchnerismo que tiene una agenda -o pretende imponerla- distinta a la de su candidato, se suma la intensidad de la movilización de la izquierda dura, cuya performance electoral ha sido magra.

 

Fernández ha dicho, con otras palabras desde Madrid, que no hay que comer el asado antes de encender el fuego: primero hay que ganar la elección y no actuar como si ya lo hubieran hecho.

 

Esta radicalización, afecta ese plan de aparecer moderado y razonable.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2019
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.