MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


EL INÉDITO DUELO DE LOS VICES, UNA RIVALIDAD PERONISTA PDF Imprimir E-Mail
domingo, 11 de agosto de 2019

EL INÉDITO DUELO DE LOS VICES, UNA RIVALIDAD PERONISTA

Cristina Kirchner y Miguel Ángel Pichetto romperán hoy con ese rol secundario que se les asignó históricamente a los vicepresidentes en la política argentina.

LUCRECIA BULLRICH - IVÁN RUIZ - SANTIAGO – LA NACIÓN

 

Fueron enemigos íntimos, pero hasta 2015 estuvieron del mismo lado. La relación, finalmente, se convirtió en irreconciliable desde la salida del kirchnerismo de la Casa Rosada, a pesar de que ambos comparten el Senado. Cristina Kirchner y Miguel Ángel Pichetto romperán hoy con ese rol secundario que se les asignó históricamente a los vicepresidentes en la política argentina.

 

Primero, fue ella quien sorprendió al ceder su lugar en lo más alto de la boleta y designar a Alberto Fernández candidato a presidente. Cristina Kirchner le puso el cuerpo a la campaña con la presentación de su libro en distintas provincias, pero no tuvo el protagonismo que supo tener en elecciones anteriores.

 

El oficialismo también sorprendió con la nominación de Pichetto como candidato a vice de Macri. Su designación apuntó a captar votos peronistas, a convencer a dirigentes del justicialismo y, también, a llevar tranquilidad al "círculo rojo" y a los mercados en momentos débiles de la economía.

 

De cara al futuro, ninguno ocupará en lo que reste de la campaña el habitual rol de los candidatos a vice. Además de la pelea presidencial, hoy habrá también un duelo de estilos entre los vices.

 

Cristina Kirchner. En busca del ansiado regreso al poder real

 

Menos de cuatro años después de haber dejado la Casa Rosada, Cristina Kirchner se juega el regreso al poder, a la política activa, pero como compañera de fórmula de Alberto Fernández, su elegido.

 

La expresidenta también pone en juego su capital electoral. Después de la derrota con Esteban Bullrich en las legislativas de 2017 (sacó 37% de los votos) y de dos años en los que se especuló con ese caudal de votos como piso y techo del kirchnerismo, las PASO ofrecerán una foto certera de a cuánto asciende ese apoyo hoy. Sin embargo, será difícil determinar qué porcentaje de los votos que coseche la fórmula presidencial del Frente de Todos "es" de Cristina y cuánto aporta Alberto Fernández.

 

Además, Cristina se pone hoy a prueba en un rol que hasta ahora nunca logró encarnar con éxito: el de conductora electoral de su espacio, de dirigente dispuesta a delegar el poder en otros y a alentar su sucesión. Un antiguo déficit del kirchnerismo.

 

"Cristina se juega el último título que tiene pendiente: el de constructora. El domingo [por hoy] veremos cómo le sale el enroque con Alberto. Si le sale bien y Alberto gana, ella se ganará ese rol", analizó ante la nacion un peronista que la conoce desde hace años. ¿Y si pierde? "Cargará con la responsabilidad de la derrota. La van a acusar de egoísta por no haberse corrido del todo", completó el dirigente.

 

Es que no es la primera vez que Cristina se pone al frente de la estrategia electoral kirchnerista. Lo hizo, con distintas estrategias, en 2013, 2015 y 2017, tres elecciones en las que el kirchnerismo perdió frente a Cambiemos.

 

Miguel Pichetto. La dosis de PJ en el esquema macrista

 

Miguel Ángel Pichetto es el único que no pone nada en riesgo. Al contrario, la posibilidad de convertirse en vicepresidente sería la "coronación" de una vida dedicada a la política. En definitiva, el éxito en las elecciones actuará como una "sobrevida" para el senador, que ya empezaba a despedirse de la actividad pública.

 

Pichetto se siente "renovado" y "contento" con su nuevo desafío. Sabe que la eventual reelección de Mauricio Macri actuará como un catalizador para la mayoría de los gobernadores peronistas y para los senadores no kirchneristas. A eso se suman sus aceitados vínculos con importantes protagonistas del Poder Judicial.

 

El senador, que hoy tendrá su primera gran prueba política, tendrá la difícil tarea de acercar posiciones con los heridos que arroje la elección. "Es su fórmula, es un tipo de diálogo", resaltó uno de sus principales asesores. Algo que ya comenzó hace semanas, aunque todo bajo radar para no generarles inconvenientes a sus interlocutores.

 

Desde que aceptó la propuesta de Macri, Pichetto, junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, armaron una gira de seducción peronista en algunas de las provincias que mayor resistencia tienen hacia el macrismo, como La Rioja, Tucumán, Río Negro, Neuquén, Chubut, Tierra del Fuego y Santa Cruz.

 

El impacto que generó su desembarco en el oficialismo superó "todas las expectativas" de los habitantes de la Casa Rosada. Macri también sumó con él un defensor de la gestión inesperado y de gran llegada al "círculo rojo" y los mercados, que celebraron la decisión.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2019
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.