MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


CUMBRE RADICAL ENTRE DOS MIEDOS: EL DEL REGRESO DE CRISTINA KIRCHNER Y EL DE DISGUSTAR A MAURICIO MA PDF Imprimir E-Mail
miércoles, 06 de marzo de 2019

CUMBRE RADICAL ENTRE DOS MIEDOS: EL DEL REGRESO DE CRISTINA KIRCHNER Y EL DE DISGUSTAR A MAURICIO MACRI

La UCR debatió el lunes en Corrientes sobre cómo reforzar las chances de Cambiemos. Pero todavía no definió si va las PASO con la candidattura de Martín Lousteau.

MARCELO HUGO HELFGOT – DIARIO CLARÍN

 

“Si gana Cristina yo me tengo que ir a atender a una obra social de Chile”, bromeó el gobernador jujeño Gerardo Morales en el arranque de la cumbre radical en Corrientes. Un correligionario lo había chicaneado por su pelea sanitaria con Bolivia.

 

El número dos de la UCR es quien más caudillos locales arrastra y su temor confeso a la vuelta de la ex presidenta estremeció el lunes a la veintena de referentes que manda en el partido. Después de todo, Sigmund Freud detectó hace más de un siglo el vínculo entre el chiste y la adaptación inconsciente a la realidad.

 

Después les tocó el turno a los que, números en mano, advirtieron sobre la abrupta caída en la imagen de Mauricio Macri. “En Córdoba le gana a Cristina 35 a 32, pero cuando ganó en 2015 fue porque en el balotaje llegó al 72%”, alertó Ramón Mestre. El intendente llegó sin tarjeta de invitación para arreglar su pleito con Mario Negri. Pero se fue descargando algún insulto sobre el jefe del bloque de diputados y sin encontrar una salida a la ardiente interna por la Gobernación.

 

El senador formoseño Luis Naidenoff abrió otro frente de alarma: si Macri y Cristina empatan en 30, estimó, hay terreno para que se cuele un tercero. Le puso nombre: Roberto Lavagna. Y le recriminó al dúo Marcos Peña-Jaime Durán Barba una polarización artificial. “La polarización está en la gente”, lo cortó Morales. No fue el único pimpón entre ellos.

 

El jujeño fue quien introdujo temprano el debate sobre la fórmula presidencial, que abarcó el 80% del almuerzo -con sobremesa incluida-, según tres asistentes a la algarada le revelaron a Clarín. El resto lo dedicaron a pulir un documento con reclamos de mejoras económicas al Gobierno, que algunos juzgaron más blando de lo acordado.

 

A Morales se le ocurrió la variante de competir en las PASO, pero sin llevar de candidato a Martín Lousteau (“no es santo de mi devoción”, dijo), sino a una figura “del partido”. Naidenoff retrucó que lo mejor sería negociar la candidatura a vicepresidente, para no debilitar a Macri. Lo seguirían en esa tesis el santafesino José Corral(“no hay que llevarle problemas al Presidente”, dijo) y el bonaerense Daniel Salvador, además de los correntinos Ricardo Colombi y Gustavo Valdés. En la jerga interna, “los amarillos”.

 

Las miradas se posaron en Cornejo. Como no tiene reelección en Mendoza, encaja en el molde de un candidato a presidente de prosapia radical o el de un vice “digerible” para Macri. El jefe del Comité Nacional se hizo cargo y alegó que no es candidato a nada. “A nada”, repitió. Fue también el que más vociferó contra las políticas que “destruyen” a la clase media.

 

Curiosamente, los bajó a tierra el que alguna vez fue el más amarillo de todos: Ernesto Sanz. El gurú mendocino planteó que “Macri no registra a ninguno de ustedes como vice”. Y reavivó la teoría del candidato propio, bajo dos condiciones: que contenga a los “desilusionados” y que sea en el marco de una negociación que incluya las listas de legisladores. Fue el único que llevó hinchada: Ricardo Gil Lavedra y Jesús Rodríguez, otros referentes sin cargos partidarios.

 

A la idea se acopló el chaqueño Angel Rozas y dejó la pelota picando para que el legendario Enrique Nosiglia reflotara a Lousteau. El “Coti” definió a su protegido como “un activo radical”. Morales y Negri le exigen a Lousteau que ingrese al bloque, pero el diputado de Evolución cree que su activo es mantener autonomía.

 

Lousteau suele hablar de “los radicales” en tercera persona, pese a haber llenado ficha de afiliación en 2017, y le confesó a este diario sentirse usado por los que agitan su candidatura. Aunque luego llamó a Cornejo para disculparse, según aseguran fuentes porteñas.

 

El jefe partidario dejó abierta la puerta para ir a las PASO o pedir la candidatura a vice. La novedad es que un documento radical por primera vez plantea un debate con Macri sobre la fórmula Los pocos radicales que lo frecuentan dicen que el Presidente es más permeable a la idea de competir en las PASO (“¿me puede convenir?”, cuentan que pregunta) que el tándem Peña-Durán Barba.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2019
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.