MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


LAS CONTROVERTIDAS DECISIONES DEL JUEZ QUE PERMITIERON A MUÑOZ FUGAR US$70 MILLONES PDF Imprimir E-Mail
domingo, 10 de febrero de 2019

LAS CONTROVERTIDAS DECISIONES DEL JUEZ QUE PERMITIERON A MUÑOZ FUGAR US$70 MILLONES

Rodríguez sobreseyó al exsecretario de Kirchner sin buscar recuperar los millonarios bienes. Mientras el magistrado los sobreseía por lavado de dinero, el matrimonio movía millones de dólares entre las costas de Miami y los rascacielos de Nueva York.

MAIA JASTREBLANSKY- LA NACIÓN

 

El juez Luis Rodríguez salvó más de una vez a Daniel Muñoz y a su esposa, Carolina Pochetti, según consta en el controvertido expediente al que pudo acceder LA NACION. Mientras el magistrado los sobreseía por lavado de dinero, el matrimonio movía millones de dólares entre las costas de Miami y los rascacielos de Nueva York.

 

La causa se había iniciado en 2013 por una denuncia de Elisa Carrió sobre la base de los dichos de Miriam Quiroga, quien aseguró haber visto a Muñoz con un bolso con dólares en la Casa Rosada. Según consta en el expediente, el juez citó a empleados de Balcarce 50 e incluso inspeccionó la casa de gobierno. Así concluyó que "la investigación puso en tela de juicio la posibilidad real de que el acontecimiento comentado por Quiroga se haya producido". Y lo sobreseyó.

 

Este medio accedió a varios cuerpos de la causa que Rodríguez llevó contra Muñoz. Se trata del expediente que quedó en el ojo de la tormenta luego de que Pochetti asegurara que su marido le pagó una coima al juez para que lo beneficiara. Desde el entorno de Rodríguez negaron la acusación y resaltaron que por le momento es una denuncia "informal".

 

Quiroga había dicho que Muñoz ingresó a su despacho y le mostró un bolso diciendo que allí había "mucha plata" en "verdes", para luego comentarle que tenía como destino Santa Cruz. En la causa se dejó constancia de que Muñoz se presentó en dos oportunidades en el despacho de Rodríguez "de forma espontánea". En la primera oportunidad, dijo "que el despacho de Quiroga no se encontraba frente al del presidente [Kirchner], sino que estaba a unos 70 metros".

 

En una segunda ocasión recordaron que ya habían sido sobreseídos antes por enriquecimiento ilícito.

 

Para verificar las versiones, el juez citó a testigos, empleados de la Casa Rosada, que señalaron que Quiroga se desempeñaba en el mismo piso, pero fuera del área presidencial. "Tres personas que desempeñaron tareas en el área presidencial no la han ubicado allí", justificó el juez en el sobreseimiento.

 

También argumentó sobre las medidas de seguridad en Casa de Gobierno. "El nivel de seguridad hace presumir la imposibilidad de introducir al edificio bolsos con dinero sin que sean detectados; tamaña sorpresa causaría ese tipo de equipaje", escribió el juez. El magistrado, incluso, llegó a hacer una inspección en la Casa Rosada -según se describe en el expediente- para verificar el campo visual de Quiroga. Fue recibido por el exsecretario de la Presidencia, Oscar Parrilli.

 

Sospechas de lavado

 

En la causa consta que la UIF le había advertido a Rodríguez que Muñoz, Pochetti y su entorno familiar "realizaron operaciones no congruentes con sus actividades".

 

Pero el juez destacó que "mal puede volverse a inquirir sobre lo ocurrido con el patrimonio de Muñoz, pues ya había sido sobreseído por enriquecimiento ilícito en otra causa". "Queda desterrada también la posibilidad de la existencia de personas interpuestas", concluyó el juez.

 

El dictamen data de julio de 2015. Para ese entonces, el valijero de Néstor Kirchner ya había desplegado una sofisticada ingeniería financiera que involucró a decenas de cuentas bancarias en varios países y a un grupo de testaferros para comprar propiedades en los Estados Unidos por US$70 millones.

 

Meses después de aquel sobreseimiento, otra prueba contundente llegaría a manos del juez Rodríguez, con la revelación de los Panama Papers. Muñoz falleció a mediados de 2016. Pero el fiscal Carlos Stornelli y varias dependencias requirieron medidas para recuperar los bienes, por unos US$ 70 millones.

 

Según el expediente, la Procuraduría de Investigaciones Administrativas sugirió medidas y la UIF aportó nutridos informes. Margarita Stolbizer, incluso, alertó sobre negocios en común entre Muñoz y el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, en un garaje de Belgrano.

 

En noviembre de 2017, Stornelli solicitó al juez "asegurar los bienes producto de una maniobra ilícita". Rodríguez ordenó varios allanamientos. También inhibió algunos bienes locales. Sin embargo, le aceptó un pedido de eximición de prisión a Pochetti y no tomó medidas para recuperar los millonarios bienes en el exterior. Aún cuando había evidencias de que los herederos los estaban vendiendo para esquivar a la Justicia.

 

La Cámara Federal desplazó al juez Rodríguez de la investigación. La mayoría de los colaboradores de Muñoz hoy están presos.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2019
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.