MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


MAURICIO MACRI EN EL G20: “BASTONERO” DE UNA DIFÍCIL NEGOCIACIÓN EN LA QUE TODOS CEDIERON PDF Imprimir E-Mail
domingo, 02 de diciembre de 2018

MAURICIO MACRI EN EL G20: “BASTONERO” DE UNA DIFÍCIL NEGOCIACIÓN EN LA QUE TODOS CEDIERON

El Presidente sacó adelante la cumbre, logró un comunicado de consenso y fue visible el apoyo que recibió de los mandatarios extranjeros. Mauricio Macri tuvo en eso su gloria: fue el "bastonero" de una negociación internacional difícil en la que al final todos cedieron.

NATASHA NIEBIESKIKWIAT – DIARIO CLARÍN

 

Quizás nunca fue diferente pero la foto del Grupo de los 20 es la de una familia incómoda entre sí. Pero una familia al fin, que tiene entre sus metas la de intentar acuerdos sobre algunas bases multilaterales. Esas bases son cada vez más arenas movedizas porque el mundo no atraviesa grandes guerras pero sí cantidad de conflictos de toda índole.

 

Por eso es admirable que una economía pequeña y crítica con importantes tensiones sociales y pobreza como la Argentina pudiera llegar hasta el final de la cumbre del G20 de 2018 sin portazos como los que reiteradamente le ha dado Donald Trump a sus colegas. O sin desplantes públicos entre los líderes de las potencias y países emergentes que contienen el 85% del Producto Bruto del planeta. Pueden destacarse, el de Turquía y Arabia Saudita hoy por la muerte de un periodista, o la latente "nueva guerra fría" entre Estados Unidos y Rusia. El Brexit británico, o las diferencias franco-alemanas con el Estados Unidos de Trump. Más aún, Argentina G20 terminó sin las explosiones de violencia callejera de los anticapitalistas y antisistema en Hamburgo en 2018, o en menor escala, la Buenos Aires en diciembre de 2017.

 

Mauricio Macri tuvo en eso su gloria: fue el "bastonero" de una negociación internacional difícil en la que al final todos cedieron.  Basta para entender que el comunicado final de Argentina 2018 no es menos edulcorado que el de Hamburgo 2017. Sincera algunas cuestiones: omitió irritar al republicano nacionalista con críticas explícitas al proteccionismo -una renuncia verdadera de los europeos y en especial de alemanes y franceses- y al mismo tiempo habla de la necesidad de revitalizar la Organización Mundial del Comercio y de ocuparse del cambio climático dentro del Acuerdo de París, remarcando al mismo tiempo que los Estados Unidos había renunciado al mismo. El G20 ayudó a preservar la economía mundial en las grandes crisis financieras. Si dejara de acordar textos y directrices, ¿Qué sentido tendría seguir reuniéndose? 

 

Argentina también brindó un clima propicio para que Trump y Xi Jinping negocien alguna solución a su guerra de aranceles. No es la paz duradera pero sí su intento de tregua. que también ayudó al G20 de Macri que aprovechó para una vez más agradecer a las grandes potencias del mundo y en especial a su amigo "Donald" por el reiterado apoyo de su administración a la economía argentina. Con todo, evitó caer en trampas como la de la vocera estadounidense  que dio por hecho que la parte argentina avalaba un comunicado que definía la actividad económica china como "depredadora". "Argentina no ve la presencia de China como una amenaza, sino como una oportunidad", dijo el mandatario, quien sin embargo para no irritar a Trump no entrará al proyecto del cinturón económico de la nueva "ruta de la seda", sino que se asociará de una manera indirecta. China es la otra punta de apoyo de la economía argentina.

 

Una de las estrategias que Macri aplicó para evitar un traspié fue la de "entretener" a la prensa. Envió al canciller Jorge Faurie y al ministro Nicolás Dujovne a satisfacer permanentemente las demandas de los periodistas. El titular de la Unidad G20 Hernán Lombardi hizo visible el aparato de montaje de la cumbre, al punto que los presidentes recurrían a su figura, y Patricia Bullrich comandó el trabajo pesado de mantener la "paz" de las calles. Pero de la verdadera negociación, la que tuvo lugar dentro del Retiro y en los salones, no se filtró ni una coma hasta que estuvo cocinada. El documento se firmó cerca de las 11 de la mañana.Cambio Climático fue lo último en acordarse. El Presidente también fue hábil al esquivar algunas respuestas ante una prensa no tan incisiva y aún sorprendida por sus genuinas lágrimas en el Colón. Engalanado por el afecto y sostén de figuras como Angela Merkel, Trump, Xi, Shinzo Abe, Vladimir Putin, y Theresa May, dijo que ellos le reafirmaban que estaba en el rumbo correcto sin la más mínima autocrítica. 

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.