MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


MACRI SE REUNIÓ ROSENKRANTZ Y HIGHTON Y LE MANDÓ UNA SEÑAL A LA CORTE PDF Imprimir E-Mail
miércoles, 07 de noviembre de 2018

MACRI SE REUNIÓ ROSENKRANTZ Y HIGHTON Y LE MANDÓ UNA SEÑAL A LA CORTE

El almuerzo tuvo carácter protocolar, pero estuvo enmarcado por la tensión que se vive al interior de la Corte, atravesada en las últimas semanas por los cruces públicos entre Rosenkrantz y su antecesor en el cargo, Ricardo Lorenzetti.

MAIA JASTREBLANSKY Y PAZ RODRÍGUEZ NIELL – LA NACIÓN

 

Fue un encuentro breve, de poco más de una hora, que incluyó una foto y un almuerzo frugal. Mauricio Macri recibió este mediodía en la Casa Rosada al nuevo presidente y a la vicepresidenta del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz y Elena Highton de Nolasco. El almuerzo tuvo carácter protocolar, pero estuvo enmarcado por la tensión que se vive al interior de la Corte, atravesada en las últimas semanas por los cruces públicos entre Rosenkrantz y su antecesor en el cargo, Ricardo Lorenzetti.

 

El Gobierno invitó a todos los miembros del tribunal para una salutación a las nuevas autoridades del cuerpo, pero Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda decidieron no ir.

 

"Fue una invitación que formulamos con el Presidente ni bien asumieron las nuevas autoridades, en el marco del diálogo con los distintos poderes. La invitación original era para todos los miembros de la Corte, pero estaba dirigida a las autoridades que era a quienes se iba a agasajar", señaló el ministro de Justicia Germán Garavano a la salida del encuentro.Fuentes cercanas a Lorenzetti informaron que justificó su ausencia en base a que la Corte tiene dicho, en la acordada 7 del año 2004, que los jueces no pueden reunirse con solo una de las partes de un litigio que está en las puertas de un fallo del máximo tribunal. La acordada señala que "cuando los litigantes soliciten audiencia con alguno de los jueces del tribunal, ella tendrá lugar siempre que se obtenga la presencia de la contraparte". La Corte tiene en carpeta el caso del jubilado Lucio Blanco.

 

"Lorenzetti almorzó muchas veces con Macri", ironizaban esta tarde en Casa Rosada. En el Gobierno minimizaron el cortocircuito y se limitaron a señalar que en Casa Rosada "primero tenían la confirmación de los cinco jueces", pero que "luego los jueces decidieron que era mejor que asistieran solo las autoridades de la Corte". Cerca de Rossati y de Lorenzetti negaron haber confirmado alguna vez la asistencia al convite.

 

Lo que está en discusión en el caso Blanco es qué índice se debe aplicar en los casos de jubilados que hicieron juicio de actualización de haberes. Hasta ahora se aplicaba el Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (Isbic), pero la Anses desde hace un año le transfirió a la Corte el problema al solicitar que se aplique otro índice, el de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

 

El caso ya pasó por todos los ministros, pero no fue puesto todavía a votación. "Se va a resolver pronto", anunciaron en la vocalía de uno de los magistrados, donde informaron que ya le habían planteado a Rosenkrantz la necesidad de no dilatar la resolución del caso.

 

Al Gobierno no le sorprendería que Lorenzetti y Maqueda se manifiestaran por la opción más favorable al jubilado, por su postura histórica frente a estos temas. Rosenkrantz estaría con la postura de la Anses más restrictiva y sumaría el voto de Elena Highton. Pero en la Casa Rosada todavía no dan por cerrada que vaya a ser esta la distribución final de las posiciones y siguen con atención el voto de Horacio Rosatti.

 

Desde lo político, el Gobierno mira con preocupación el acercamiento que han tenido Rosatti y Lorenzetti, dos pesos fuertes de la política cortesana, que vienen de años de diferencias personales. De hecho, Rosatti votó para que Rosenkrantz asuma como presidente del máximo tribunal.

 

"Lo que decían algunos miembros del tribunal es que debería ir el jubilado Blanco al almuerzo con el Gobierno", ironizaban fuentes al tanto de la discusión interna. "No vamos a opinar de las internas de la Corte", retrucaba esta mañana un funcionario.

 

Otro punto sensible del encuentro estuvo en la lista de asistentes. En la previa al encuentro circuló la versión de una mesa más amplia, a la que asistirían Fabián "Pepín" Rodríguez Simón y José Torello, los colaboradores de Macri para resolver los temas más sensibles de la agenda judicial. Ninguno de los dos asistió al encuentro. Torello estaba en la lista de invitados la semana pasada, pero horas antes del encuentro en Casa Rosada decidieron que no fuera, para evitar malos entendidos, dado que por su cargo no tiene una relación institucional con los cortesanos.

 

Al almuerzo asistieron, además de Rosenkrantz, Highton y Macri, el ministro de Justicia Germán Garavano y el jefe de Gabinete Marcos Peña. Almorzaron una entrada de frutos de mar, arroz y de postre pudieron elegir entre una fruta y una torta de chocolate. En el encuentro, que tuvo lugar en el comedor presidencial, el Gobierno explicó el contexto de apremio económico y el avance del presupuesto de déficit cero. También conversaron sobre la trascendencia del G-20, donde los jueces tuvieron un rol por el J-20.

 

"Rosenkrantz y Highton los dos jueces de la Corte que más representan al espíritu de la Justicia, por su carrera", analizaba un funcionario ayer por la tarde en Gobierno.

 

Los dos jueces salieron por la explanada de la Casa Rosada pasadas las 14.10. En el palacio de la Corte los espera un escenario complejo.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.