MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


¿DÓLAR QUIETO MATA RECESIÓN? LA APUESTA DEL “CÓDIGO VUL” PDF Imprimir E-Mail
domingo, 07 de octubre de 2018

¿DÓLAR QUIETO MATA RECESIÓN? LA APUESTA DEL “CÓDIGO VUL”

Los primeros pasos con la vigencia de una banda de flotación para la divisa. Y las necesidades electorales.

DANIEL FERNÁNDEZ CANEDO – DIARIO CLARÍN

 

En una reciente charla ante empresarios, el economista Miguel Bein graficó con dos cifras la caída de la economía argentina este año: el PBI que comenzó en US$ 630.000 millones pasaría a US$410.000 el año próximo.

 

Una suba del dólar superior a 110% en lo que va de 2018 trastocó todos los valores del país, de la valuación de las empresas y del poder de compra de la población. Y ahora el Gobierno intenta la reconstrucción.

 

Una de las discusiones del mundo económico gira en torno a la necesidad de estabilizar el dólar para encarar algún proceso de estabilidad de los precios después de que los pronósticos ya hablan de una suba del índice del costo de vida del orden del 45%.

 

Para estabilizarlo —y tuvo un indicio de calma los primeros días de la semana pasada— la estrategia oficial es la de sacar la mayor cantidad de pesos del mercado y favorecer una suba de la tasa de interés.

 

La tasa de referencia, de las letras de liquidez (Leliq) que el Banco Central coloca en los bancos, está en torno a un altísimo 73% anual que, claramente, actúa como un freno para la actividad económica.

 

La respuesta oficial, en medio de la crisis y con una táctica de ir “paso a paso”, es que hoy lo más reactivante es conseguir la estabilidad cambiaria. Es muy claro en la Argentina que cuando el dólar se mueve, las decisiones económicas se retraen a la espera de que deje de moverse.

 

En esta etapa de la carrera “dólar-tasa”, parte del argumento lo escribirán las decisiones que tomen los tenedores de dólares tanto grandes como chicos.

 

El Gobierno deberá demostrarles que también pueden perder por haber apostado al dólar y que esa posibilidad de pérdida sea sostenible por un tiempo. ¿Lo logrará?

 

El escenario de tasas en pesos altas ( los plazos fijos ofrecen 47% anual para depósitos medianos y hasta 57% por montos grandes) deberá demostrar su efectividad para calmar al dólar y abrir el camino a alguna estabilización y a despejar las discusiones relacionadas con cuánto le costará a la Argentina salir de la recesión en la que ingresó a partir del segundo trimestre del año.

 

El “código VUL” resume las posiciones en torno a si la salida de la recesión será una rápida “V”, tocando fondo a fin de año y despegando de la mano de los dólares de las exportaciones agropecuarias.

 

O si tendrá forma de “U”, prolongándose hasta bien entrado el primer semestre y apostando a una recuperación de las exportaciones de energía y prendiendo una vela para que no suba más la tasa de interés en EE.UU. y que Brasil logre alguna recuperación y eso mejore las posibilidades exportadoras de la industria local.

 

Los que creen que la recesión se prolongará (que la evolución de la actividad tendrá forma de “L”) dan por perdido 2019 en términos económicos y ahí surge otra pregunta: ¿cómo jugará la economía en el año electoral?

 

El Gobierno sabe que el mejor resultado al que puede aspirar es que no le juegue en contra y poder transitar el “puente” que comenzó a recorrer la semana pasada con la “banda de dólar con un piso de $34 y un techo de $44” para estabilizar a la divisa y que tiene como horizonte la llegada de los dólares de las exportaciones del sector agropecuario. Este “puente” enfrenta otra vez la amenaza externa que representa la suba de la tasa de interés en EE.UU., que en los últimos días en vez de acercar, alejó los capitales de los países emergentes.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.