MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


EL GOBIERNO SE RESIGNA Y ADMITE QUE ELISA CARRIÓ NO DARÁ MARCHA ATRÁS EN SU CRUZADA CONTRA GERMÁN GA PDF Imprimir E-Mail
sábado, 06 de octubre de 2018

EL GOBIERNO SE RESIGNA Y ADMITE QUE ELISA CARRIÓ NO DARÁ MARCHA ATRÁS EN SU CRUZADA CONTRA GERMÁN GARAVANO

En Casa Rosada entienden que el ministro ya hizo un gesto para acercar posiciones cuando aclaró sus dichos, pero también reconocen que la diputada no cambiará su postura, al menos en el corto plazo.

IGNACIO ORTELLI – DIARIO CLARÍN

 

El Gobierno redobló su esfuerzo el jueves para frenar la puja que se originó entre el ministro de Justicia Germán Garavano y la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió por el debate en torno al trámite de las causas por corrupción contra Cristina Kirchner. La tensión había crecido a tal punto que el propio Presidente se convenció de la necesidad de intervenir en el asunto y, mientras le pidió al funcionario que saliera a aclarar sus dichos, llamó por teléfono a la diputada para contenerla.

 

También instruyó a sus colaboradores más cercanos para que intenten persuadir a los legisladores lilitos de dar marcha atrás con la avanzada contra el ministro. Pero ninguna gestión tuvo éxito. Y ahora, con las instancias de diálogo virtualmente agotadas, en la Casa Rosada descuentan que el pedido de Juicio Político "seguramente se va a concretar" y analizan cómo posicionarse ante la escalada de la interna en Cambiemos.

 

Al Gobierno no lo inquieta el futuro de esa presentación, dado que tiene supremacía en la Comisión de Juicio Político en Diputados, que además es presidida por el diputado del PRO por Córdoba Javier Pretto (cercano al jefe de bloque Nicolás Massot) que ya evaluó que "una opinión, a prima facie, es muy raro que constituya delito". En cambio, por estas horas, la gran preocupación es contener la pelea política mediática y reducir el impacto que puede ocasionar en una tropa parlamentaria ya erosionada por el debate sobre la despenalización del aborto. En eso ya empezaron a trabajar el jefe de Gabinete Marcos Peña y el ministro del Interior Rogelio Frigerio en el encuentro que mantuvieron con los legisladores de la Coalición Cívica.

 

Quienes participaron de la cumbre expusieron a Clarín que se dio "en muy buenos términos", pese a que no hubo acuerdo sobre el pedido del Juicio Político. "Fue una charla muy sensata", describieron, en alusión a que desde el Gobierno avisaron que Mauricio Macri respaldaría a Garavano y que los lilitos ratificaron la advertencia de Carrió. 

 

"No podemos mostrarnos con fisuras en un momento en el que sectores de la oposición comienzan a mostrar señales de buscar unirse para la elección", fue el diagnóstico que hicieron desde el ala política. 

 

En tanto, cerca de Marcos Peña coinciden con el Presidente a la hora de evaluar que hubo "un error" en la declaración por parte de Garavano y, en consecuencia, intentan naturalizar las críticas de Carrió al advertir que hubo "un malentendido"; pero esperan que cesen los cruces mediáticos: "Es cuestión de repasar lo que Germán dijo en la entrevista completa. Pero igual ya lo aclaró. No se puede hacer más. Cada uno sabe lo que tiene que hacer".

 

Otras espadas oficialistas intentaron interceder con Carrió. Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, el asesor judicial más importante que tiene hoy Macri y amigo de Elisa Carrió; su coequiper, el jefe de asesores presidencial José Torello; y hasta el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, de excelente vínculo con ambos. 

 

Igual, hasta el tuit que Carrió publicó por la tarde, una vez conocido el fallo que absolvió al ex presidente Carlos Menem en la causa por contrabando de armas, en el Gobierno todavía había alguna esperanza de que la aclaración de Garavano hiciera bajar la tensión. "Ahora entiendo mi proscripción en la Comisión Bicameral de seguimiento del Ministerio Público de la Nación y los dichos de Garavano", fue la daga que escribió la diputada y sepultó las expectativas. 

 

Para colmo, cuentan cerca de Lilita, la diputada se enojó aún más cuando se enteró del contenido del voto de Carlos Mahiques: es que desde el Gobierno le habían advertido que el camarista iba a votar en disidencia, es decir contra los intereses de Menem, y finalmente ocurrió lo contrario. "Le habían adelantado que se iba a oponer, pero su voto fue el más favorable a Menem", ironizó, con fastidio, un lilito, al recordar que fue el oficialismo en el Consejo de la Magistratura el que impulsó el traspaso sin concurso del magistrado desde la Cámara de Casación porteña a su actual cargo en la Cámara Federal Casación.   

 

Cerca de Garavano no ocultaron su malestar por lo que considera un ataque "injusto", pero destacaron el apoyo del Presidente ("Fue muy importante para él", dijeron) y descartaron que vaya a intentar a hablar con la diputada: "En todo caso es ella el que debe llamarlo porque Germán no tiene nada en su contra". 

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.