Inicio arrow Columnistas arrow ¿TIENE PRIORIDAD EL DERECHO A LA VIDA? - por JORGE SARMIENTO GARCÍA
MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


¿TIENE PRIORIDAD EL DERECHO A LA VIDA? - por JORGE SARMIENTO GARCÍA PDF Imprimir E-Mail
miércoles, 02 de mayo de 2007

1) La noticia:

Del gobernador de la Provincia: “Vamos a privilegiar la libertad, pero primero vamos a preservar la vida”.

LOS ANDES, del 2 de mayo
 

2) El comentario:

           

Es menester distinguir entre derechos naturales primarios y secundarios: éstos, a diferencia de los otros, no son necesariamente conocidos con evidencia, suponiendo cierto discurso de la razón, y así, por ejemplo, el derecho a la vida es un derecho primario, mientras que el derecho de propiedad es secundario, pudiendo demostrarse con argumentos en torno a la dignidad del hombre, al matrimonio y la familia, al fruto del trabajo y a la historia.

 

En lo que respecta al derecho a la vida, pese a los antecedentes como el Decreto de Seguridad Individual del 23 de noviembre de 1811, según el cual “Todo ciudadano tiene un derecho sagrado a la protección de la vida aunque la Constitución Nacional no lo enumera expresamente (sí lo hace el Pacto de San José de Costa Rica, “Parte I Deberes de los Estados y derechos protegidos Capítulo II. Derechos civiles y políticos... Art. 4, 1. Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”), resulta indudable que él constituye la raíz o asiento de todos los demás derechos individuales, siendo un “a priori” de toda construcción jurídica y, por ende, un supuesto lógico y existencial de la normatividad suprema.

 

No obstante, que todos los derechos humanos tengan la misma importancia es una cuestión discutida, aunque existe abundante jurisprudencia y doctrina que reiteradamente ha señalado que media una jerarquía entre ellos.

Mas aún si los derechos humanos tienen una igual jerarquía, de ello no se deriva que todos ellos deban tener iguales “resguardos” y “mecanismos de custodia” frente a su quebrantamiento: el propio sistema jurídico abunda en distinciones sobre las sanciones y medios de protección frente a diversos derechos conculcados; y en el sistema penal las distintas penas asignadas a los delitos dicen relación precisamente con la importancia relativa de los derechos afectados por la conducta ilícita. Y también se ha dicho que afirmar lo contrario sólo puede ser fruto de un esfuerzo torcido de persuasión ideológica...

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2017
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.