MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


ABORTO: MAURICIO MACRI LES PIDIÓ A SUS COLABORADORES QUE NO INTERCEDIERAN PARA INCLINAR LA BALANZA PDF Imprimir E-Mail
jueves, 14 de junio de 2018

ABORTO: MAURICIO MACRI LES PIDIÓ A SUS COLABORADORES QUE NO INTERCEDIERAN PARA INCLINAR LA BALANZA

El Presidente les ordenó que no operen sobre los diputados: les exigió que no intercedieran ante los legisladores para inclinar la balanza a favor o en contra de la legalización. Macri calculaba que si los ministros empujaban la discusión para uno y otro lado, la tensión podría estallar.

GUIDO CARELI LYNCH – DIARIO CLARÍN

 

Cuando todos los reflectores iluminan al Congreso en la histórica sesión de Diputados por la legalización del aborto, la Casa Rosada luce como cualquier otro miércoles: casi vacía. Como todos los miércoles y viernes, Mauricio Macri prefirió la comodidad discreta de Olivos para trabajar y no pisó Balcarce 50. Hasta la Quinta peregrinaron varios de sus colaboradores más estrechos: Marcos Peña, Fernando de Andreis, Mario Quintana y Rogelio Frigerio. Solo los primeros volvieron un rato a la Rosada. A última hora, solo se contaba en la Casa de Gobierno al vicejefe Gustavo Lopetegui, entre los funcionarios más influyentes.

 

Uno de los funcionarios que le sigue los pasos al Presidente le dijo a este diario que el Jefe de Estado no siguió por televisión el debate, aunque el tema volvió una y otra vez entre los colaboradores del mandatario. “Estuvo empatado todo el día; por momentos para un lado, por momentos para el otro. Será muy ajustado”, señaló el funcionario. Más allá de la foto que se tomó con los diputados oficialistas que encabezan las posturas a favor y en contra -Daniel Lipovetzky y Carmen Polledo- para bajar la tensión y de las palabras en la reunión de Gabinete, la legalización no fue una prioridad para el mandatario en las últimas semanas en las que estuvo mucho más pendiente de las negociaciones con el FMI. Sin embargo, esta vez la orden del Presidente fue para los funcionarios del Ejecutivo: les exigió que no intercedieran ante los legisladores para inclinar la balanza a favor o en contra de la legalización. Macri calculaba que si los ministros empujaban la discusión para uno y otro lado, la tensión podría estallar.

 

Aunque, desarrollo de la votación no le quitó el sueño al Presidente, en el Ejecutivo están convencidos -como indican encuestas a la que hizo referencia Clarín durante esta jornada- de que el oficialismo ya capitalizó el hecho de habilitar el debate en el recinto. ¿No será responsable el Ejecutivo si el proyecto se traba por ´culpa´ de los legisladores de Cambiemos? “Imposible, nosotros habilitamos el debate. Tenemos argumentos; a favor y en contra de qué nos convendría supuestamente. Pero esta es una discusión del Legislativo y no hubo ninguna discusión previa antes del armado de listas”, razonaron cerca de Macri.

 

En el ministerio del Interior, que conduce Frigerio, que por la tarde partió a Santa Fe para inaugurar obras con el intendente radical José Corral, por primera vez pudieron seguir una votación relajados y por televisión. "Estamos viviendo un debate histórico en el Congreso de la Nación. El lugar de la discusión que corresponde es el Congreso de la Nación, independientemente de la posición personal que tenga el Presidente y cada uno de los que integra el Gobierno. Este es un tema que ha sido tabú durante mucho tiempo y nosotros, insisto, no tenemos temas tabú", señaló el ministro en declaraciones a la prensa. Además, insistió en que fue el Ejecutivo el que habilitó la discusión. "Nosotros lo promovimos porque entendemos que no hay un tema que no se pueda debatir", añadió.

 

Ni el Presidente, ni Frigerio, ni Peña -que se manifestaron públicamente en contra de la legalización- llamaron a diputados para torcer la votación, según confirmaron diversas fuentes a Clarín. “Subestimaron la independencia de los diputados los que creían que podíamos inclinar la balanza”, reflexionó otro integrante del Gabinete. Otros funcionarios del Ejecutivo acostumbrados a tejer voluntades legislativas, señalaron que los principales operadores del oficialismo de última hora fueron Nicolás Massot -en contra de la legalización- y los radicales, a favor. “Fue todo intra-Congreso”, dijeron. El Jefe de Gabinete sí dejó una reflexión pública, durante su exposición ante empresarios de la Fundación Mediterránea. “Durante décadas se pensó que el país no estaba maduro para debatirlo", dijo.

 

María Eugenia Vidal se mantuvo prescindente y permaneció en La Plata. En la gobernación no tienen claro cómo votaron los diputados bonaerenses. Horacio Rodríguez Larreta, en cambio, sí llamó a Polledo. “Solo quería interiorizarse sobre cómo venía el desarrollo de la sesión”, señalaron fuentes cercanas a ambos. En cualquier caso, calificaron como normal el llamado entre dos dirigentes con diálogo frecuente.

 

El Ejecutivo siguió el tema con atención y sin intervención”, dijeron cerca de los diputados oficialistas que más empujaron el proyecto. De todos modos, negaron llamados.

 

El partido de fútbol entre altos funcionarios que se juega todos los miércoles en Olivos quedó suspendido por el debate. “No estamos siguiendo el debate por televisión, pero tampoco íbamos a estar jugando un picado”, contó uno de los jugadores con rango de secretario de Estado. En rigor, el partido se había adelantado para el martes, pero se suspendió por la lluvia: el pasto de la cancha de la Quinta está recién sembrado

 

Con el resultado puesto, con o sin media sanción, lejos de la tensión del Congreso, el Presidente partirá este jueves a Corrientes para participar de la mesa de turismo del Litoral y con empresarios forestales.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.