MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


MACRI PONE EN JUEGO TODO SU CAPITAL POLÍTICO PDF Imprimir E-Mail
domingo, 10 de junio de 2018

MACRI PONE EN JUEGO TODO SU CAPITAL POLÍTICO

El acuerdo fue muy rápido, de un monto alto y con fuerte apoyo externo. Del acuerdo actual con el Fondo sobresalen tres datos: la rapidez, el monto conseguido y el apoyo de los países más importantes. El ajuste reclamado es muy fuerte.

RICARDO KIRSCHBAUM - DIARIOCLARÍN

 

En el pasado reciente, el FMI de Anne Krueger, la jefa de la línea dura, quiso darle una lección al mundo con uno de los que consideraba sus peores alumnos: la Argentina. Ese endurecimiento mostraba en los hechos el ejemplo contrario. Brasil recibía en ese mismo tiempo más de 30 mil millones de dólares, un récord de la época. Fue una exhibición política: el FMI elegía a quién ayudaba y, también, a quién ahogaba.

 

Invocar al Fondo aquí es el deja-vu de los ‘90 y de la crisis de comienzos de siglo. Volver al FMI ha despertado esos fantasmas aunque quienes lo agiten no tengan una idea acabada de qué harían ellos para enfrentar la crisis de un país que gasta mucho más de lo que produce. Y que ha cristalizado un nivel obsceno de pobreza que no se arregla con slogans más o menos ingeniosos ni con magia.

 

Del acuerdo actual con el Fondo sobresalen tres datos: la rapidez, el monto conseguido y el apoyo de los países más importantes -Estados Unidos, China, Rusia, entre otros- al préstamo.

 

El tránsito de Krueguer a Lagarde estuvo jalonado por las furiosas y fundadas críticas a la política del FMI. Tal vez ahora, intente mostrar su rostro renovado.

 

Macri puede estar contento con este respaldo financiero y político externo. Tiene razones para ello. Las tareas a las que se comprometió con el stand-by son enormes y su costo, insondable.

 

En un año, el gobierno tendrá que hacer un ajuste cercano a los 240.000 millones de pesos. Esto termina con el gradualismo, al que apostó el oficialismo para ir apretando de a poco el cinturón. Ahora, hay que hacerlo de golpe. El acuerdo ha sido presentado de otra manera para demostrar que hay una preocupación social, antes ausente.

 

Los arquitectos de este compromiso reclaman desde Washingtonun compromiso de la sociedad para bajar el déficit fiscal y equilibrar la economía. De Cambiemos y de la oposición, incluido el sindicalismo.

 

¿Quiénes le darán una mano al Gobierno para esta ingrata tarea? La generosidad política es escasa en este país y mucho más cuando ya se baten los tambores electorales.

 

Macri se asomó al abismo y sabe que ya no tiene retrocesos.Su camino será un calvario que puede fortalecer o afectar seriamente su capital político. Sus laderos más fieles insisten en que la reelección está asegurada. No pueden decir otra cosa ante interlocutores extranjeros que tienen más dudas políticas que económicas. Entre ellas cómo impactará el ajuste sobre las chances electorales del Presidente en 2019, y si el peronismo, en sus variantes, puede volver a la Casa Rosada.

 

Nadie puede hoy contestar con absoluta certeza esas preguntas aunque el peronismo aparece todavía muy fragmentado. La parodia de congreso partidario del PJ del viernes ha sido una muestra de esa realidad. Hay quienes creen que el kirchnerismo está pidiendo, como condición secreta y garantía para dar su apoyo, un indulto para su jefa y otros familiares.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.