MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


LA CÚPULA RADICAL LE RECLAMÓ A MAURICIO MACRI CORRECCIONES PARA EVITAR EL DETERIORO DE SU BASE ELECT PDF Imprimir E-Mail
martes, 10 de abril de 2018

LA CÚPULA RADICAL LE RECLAMÓ A MAURICIO MACRI CORRECCIONES PARA EVITAR EL DETERIORO DE SU BASE ELECTORAL

Alfredo Cornejo fue a la Casa Rosada junto a los referentes partidarios. Planteó el temor al impacto del aumento de tarifas en la clase media y pidió por mayor participación en las decisiones.

MARTÍN BRAVO – DIARIO CLARÍN

 

Esta vez los reclamos no se limitaron a la catarsis interna o a un documento como el de la última reunión en Mendoza. Los principales referentes del radicalismo lo plantearon este lunes directamente frente a Mauricio Macri: lanzaron advertencias sobre los puntos más controvertidos de la gestión, encendieron un alerta por las dificultades de los sectores de clase media -una franja clave en los triunfos de Cambiemos- y reclamaron mayor participación en las decisiones políticas del Gobierno. Una llamada de atención con puntos en común con lo ya expresado por Elisa Carrió.

 

“Necesitamos saber por dónde va el Gobierno”, dijo en un momento Alfredo Cornejo -titular de la UCR- al Presidente y a Marcos Peña -jefe de Gabinete-, antes del almuerzo servido en otro salón de la Casa Rosada a los integrantes de la mesa de coordinación política de Cambiemos.

 

Al gobernador de Mendoza se sumaron sus pares de Jujuy, Gerardo Morales (vice primero del partido) y de Corrientes, Gustavo Valdés, además de su antecesor, Ricardo Colombi (vice tercero del Comité Nacional) y los jefes de bloque Mario Negri y Luis Naidenoff. Por el PRO también estuvieron el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó.

 

No sólo hubo quejas por lo que consideran un bajo nivel de participación en las decisiones: también marcaron la “preocupación” por las dificultades de la economía, en especial el déficit fiscal, y las medidas que impactaron en la clase media.

 

Con el foco en los aumentos de tarifas en los servicios públicos, los radicales preguntaron si el Gobierno evalúa alternativas para moderar el efecto en el poder adquisitivo de ese amplio y heterogéneo sector social y su efecto en la inflación.

 

La clase media viene haciendo un esfuerzo y lo está sintiendo mucho. Queremos sumar una opinión, sobre ese y otros temas centrales del país”, dijo a Clarín uno de los presentes en la reunión en el primer piso de la Casa Rosada.

 

Macri se mostró componedor y de acuerdo con mejorar los canales de participación, a la vez que Peña replicó que los radicales ya ocupan lugares destacados en el Gabinete, como Oscar Aguad en el ministerio de Defensa o Carlos Vignolo en el Plan Belgrano.

 

Lo que siguió de parte de los representantes de la UCR fue un argumento repetido aunque en este caso frente al Presidente: esos cargos son atribuidos a afinidades personales del macrismo con esos funcionarios más que a una inclusión del partido en el máximo nivel de la gestión.

 

En un momento, Cornejo sugirió que el Gobierno no se sustenta en una coalición. El estilo frontal del mendocino, diferente al de su antecesor, José Corral, más el peso territorial y simbólico de los tres gobernadores y la disputa en ciernes de cara a las candidaturas de 2019 precipitaron los planteos en términos más directos, según interpretaron en el Gobierno.

 

Carrió se había expresado en un sentido similar, tanto al advertir sobre el funcionamiento de la alianza como en encender una alerta sobre la necesidad de contener a sectores que apoyaron a Cambiemos en las dos últimas elecciones. “La clase media está apretada. Yo le diría basta al Gobierno, merecemos un mejor trato”, lanzó al defenderse por los canjes de pasajes como diputada, y también focalizó en los ajustes de tarifas.

 

Ya sin Macri, luego los representantes de los tres partidos en la mesa de coordinación política iniciaron las conversaciones sobre estrategia electoral. “No se habló de candidaturas pero se tomaron algunas definiciones, como buscar listas de consenso y unidad en todos los distritos”, aseguró Humberto Schiavoni, presidente del PRO. La atención estará concentrada en aquellas provincias sin primarias abiertas, que son mayoría. “Donde existan y no podamos llegar a un acuerdo habrá internas, pero el objetivo es el consenso”, agregó el senador.

 

Las disputas internas en Córdoba, Tucumán y Entre Ríos aparecen como las de más difícil resolución.

 

Por el PRO, además de Peña y Schiavoni, estuvieron Rogelio Frigerio, Fernando de Andreis, Emilio Monzó y Francisco Quintana; por la UCR se sumó José Cano; y por la Coalición Cívica fueron Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin.

 

El adelantamiento y desdoblamiento de las elecciones en varias provincias, en especial las gobernadas por el peronismo y Santa Fe -en manos socialistas y al tope en el interés de Cambiemos-, generó cierto apuro en las definiciones. También las pujas y competencias internas en distritos clave. El objetivo será llegar con cierto orden cuando finalice el Mundial de fútbol, en julio próximo.

 

Ningún radical paró a hablar con los periodistas acreditados en la Casa Rosada después de la reunión, una señal de la tensión en aquella primera parte. “¡Muy bien Cornejo, les dijo varias cosas en la cara!”, celebró con reserva un actor clave en la relación del macrismo con la UCR.

 

INFORME: Jazmín Bullorini

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.