MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


POLÍTICA, FUEROS Y CONDENAS PDF Imprimir E-Mail
viernes, 11 de agosto de 2017

POLÍTICA, FUEROS Y CONDENAS

Lo que da mucho para pensar y para resolver es cuándo se votan legisladores y cuándo fueros. Hay candidatos que se eligen para que tengan fueros o si los hay para que tengan fueros por delitos cometidos fuera de la tarea de legislador.

RICARDO KIRSCHBAUM – DIARIO CLARÍN

 

Lo que da mucho para pensar y para resolver es cuándo se votan legisladores y cuándo fueros, aunque ambas cosas vayan juntas. Dicho de otra forma, si hay candidatos que se eligen para que tengan fueros o si los hay para que tengan fueros por delitos cometidos fuera de la tarea de legislador.

 

Uno de los casos es el de De Vido. No es hoy el de Cristina Kirchner, procesada, en busca de fueros, pero puede llegar a serlo. El caso más emblemático es el de Menem. El ex presidente y actual senador en busca de re-reelección ha sido condenado e inhabilitado.

 

En proceso tiene varias causas gravísimas: encubrimiento por la voladura de la AMIA y rechazado el sobreseimiento por la voladura de Río Tercero. La condena por la venta de armas a Ecuador y Croacia tiene la confirmación de dos instancias de apelación. Las causas son por hechos cometidos en ejercicio de la Presidencia. Después de más de 20 años de trámite a Menem no se lo puede considerar un condenado hasta que la Corte confirme o rechace esos tres fallos, de modo que pueda ponerse en tela de juicio su idoneidad para el cargo. Semejante tiempo habla a las claras de una Justicia sometida a la política.

 

¿El voto dicta igualmente sentencias? La Cámara Electoral falló a favor de la impugnación para la tercera postulación de Menem como senador por La Rioja. El juez lo había habilitado, diciendo que la impugnación no fue pedida por un riojano.

 

Esto es, por un “elector no hábil”. Se trata de una tesis discutible porque la candidatura es para senador, por más que en el Senado sea representante de una provincia. Aunque ahí se legislan cuestiones nacionales, el federalismo hace pie. Otros argumentos aludieron a que el planteo se hizo fuera de término, como si dos décadas de dilucidación judicial no pesaran. O más décadas de polémica sin resolución sobre la calidad de los candidatos. Recordemos: Macri fue candidato, procesado. Como se sabe, en política un proceso no se le niega a nadie. Una condena es otra cosa. Más ahora, con la discusión sobre el alcance de los fueros. La Corte dijo ayer que se expedirá antes de octubre y dio vista a Gils Carbó.

 

La Cámara Electoral se basó en un caso de 2003 que dictaminó que Raúl Romero Feris había sido inhabilitado como candidato a senador por no reunir “idoneidad suficiente”, imputado por delitos cometidos al frente de la intendencia de Corrientes.

 

El caso es que foto y nombre de Menem irán en la boleta que se votará el domingo. En el siglo 21 no ¡hay posibilidades de reimpresión!. Luego se discutirá si Menem será o no senador en espera del fallo de la Corte. Ya se habla de proscripción por política y no por un delito cometido en la política.

 

Su hermano Eduardo dijo: “Se le está prohibiendo al pueblo riojano elegir quién lo va a representar en el Congreso de la Nación”. Hay una responsabilidad que oculta ese razonamiento: la del partido que lo postula y la del propio postulante que busca fueros.

 

La ley sí es clara en lo referido a delitos de lesa humanidad. Y la idoneidad necesaria para aspirar a cargos es interpretable. Lo político sí está bien claro: Menem importa mucho, pero más Cristina. Menem dijo que la ex presidente “está a las puertas de la detención” y de su impugnación, ya apelada: “Creo que es producto de la ignorancia de algunas personas, de algunos jueces, que no tienen en cuenta lo que significa trabajar en el interior y procurar por todos los medios llevar al peronismo al triunfo, al triunfo total, absoluto”.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2017
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.