Inicio arrow Columnistas arrow ¡CUIDADO! . por Jorge H. Sarmiento García
MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


¡CUIDADO! . por Jorge H. Sarmiento García PDF Imprimir E-Mail
miércoles, 14 de febrero de 2007

1) La noticia:

Quiere Gran Bretaña crear en las Malvinas la Falkland Islands Republic, con las limitaciones de los Estados semiindependientes. Podría retener la defensa y las relaciones exteriores. El modelo de descolonización parcial no es aplicable. El conflicto se refiere a la soberanía territorial.

RODOLFO TERRAGNO – AMBITO FINANCIERO

2) El comentario:

I. Intentando ordenar del modo más simple y menos comprometedor el abundante material de experiencia existente sobre “uniones de Estados”, encontramos:

 

1) La alianza, definida por Schmitt como una "relación contractual por la cual un Estado queda obligado a la guerra para un caso determinado". Actualmente, la Organización de las Naciones Unidas impide la formación declarada de alianzas ofensivas, previendo la Carta de la Organización las alianzas parciales defensivas, que a veces asumen la forma de uniones regionales.

 

2) Las uniones administrativas, son típicamente abiertas o universales (en el sentido que pueden tener acceso a ellas todos los Estados, tanto los actuales como los futuros, aún cuando de hecho no todos formen parte de ellas en cierto momento) y funcionan con base en un tratado colectivo, constituyéndose para la gestión de ciertos bienes de interés común, cuya mejor consecución o goce aconseja una amplia cooperación. Ejemplo antiguo es la Unión Postal Universal, fundada en 1874; y en la actualidad se encuentran generalmente coordinadas a la O.N.U. como entidades especiales (U.N.E.S.C.O., Organización Mundial de la Salud, Organización Internacional del Trabajo).

 

3) Las uniones regionales, de extensión limitada, gestionan variados intereses comunes (económicos, culturales, etc.), entre los que figura a veces la defensa solidaria de los miembros. Podemos citar como tal a la Organización de Estados Americanos.

 

4) Las uniones personales y reales, aunque suele sostenerse que la personal no es en rigor una verdadera unión de Estados, pues en ella no hay más que la coincidencia de monarca, el cual mantiene al menos teóricamente una diferenciación estricta entre la actuación que realiza como titular de las dos funciones que le corresponden.

 

5) Las uniones postcoloniales, las que se han constituido como consecuencia de la desintegración de antiguos imperios, entre Estados soberanos salidos de un régimen colonial y con la finalidad de mantener unos lazos permanentes de cooperación con la ex-metrópoli. El "Commonwealth" en una manifestación típica y, también, la Comunidad Francesa, cuyas líneas generales estableció la Constitución de 1958.

 

6) Los protectorados y las uniones de vasallaje, son uniones de Estados de carácter no paritario, donde hay un Estado que se supraordina al otro, imponiendo el tratado del que surge la unión, el cual sustrae a la competencia del Estado protegido o vasallo la política exterior, y suele conferir al Estado protector o superior competencia directa sobre los individuos del otro (por ejemplo, en relación con el servicio militar o el cobro de impuestos).

 

7) Las uniones supranacionales, en las que varios Estados, renunciando a su competencia sobre ciertas materias concretas, constituyen una organización social común con poder directo de decisión sobre los individuos de esos Estados en cuanto afectados por dichas materias. Se trata de la ordenación de funciones supranacionales, que se desintegran de la competencia de los Estados para encomendarlas a agencias que representan un cierto sentido supranacional, respondiendo a un sentido realista de ordenar funciones comunes mediante organismos supranacionales cuya competencia se limita a la función propuesta. Así, la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, cuyo órgano principal, la  Alta Autoridad, puede dictar disposiciones de eficacia legislativa sobre las materias a que se refiere su nombre.

 

8) La confederación de Estados, Es una vinculación entre Estados, con intención de perpetuidad, creada por un pacto internacional. Dos han sido las típicas finalidades de las confederaciones: la defensa exterior y la sustitución de la guerra u otras formas de enfrentamiento entre los Estados miembros por procedimientos obligatorios de mediación; pero no ha sido rara la idea de una cooperación creciente en lo económico y lo cultural. Es interesante señalar que hay autores que consideran a la Organización de las Naciones Unidas como una confederación.

 

9) El Estado federal, cuyo carácter más aparente y vulgar es la coexistencia de varios Estados (Estados federados) en otro Estado que los comprende (Estado federal). Y recordamos aquí la doctrina que define como principios básicos del federalismo, aparte de la autonomía, la subsidiariedad, que atribuye a cada colectividad las competencias que es capaz de gestionar eficazmente; la participación de las entidades menores en la que las agrupa; la cooperación, como colaboración horizontal; y la complementariedad en la división de competencias entre los Estados federados y el Estado federal.

 

II. Así las cosas, pareciera que lo que intentaría Gran Bretaña no sería estrictamente subsumible en ninguna de las uniones vistas, mas su concreción no sería imposible pues, en verdad, la unión de Estados abarca multitud de fenómenos asociativos, sin que exista hasta ahora una tipología convincente y definitiva de ellas.

 

Ergo, ¡cuidado!: el asunto nos debe preocupar, y mucho, por lo que esperamos que el Gobierno federal, a través de sus órganos competentes, actúe ahora con prontitud en el sentido correcto, para evitar lo que se estaría tramando según la noticia en trato.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.