Inicio arrow Columnistas arrow ¿EL FIN DE LA ESPERANZA? - POR ABELARDO PITHOD
MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


¿EL FIN DE LA ESPERANZA? - POR ABELARDO PITHOD PDF Imprimir E-Mail
martes, 17 de enero de 2012

Al comienzo de su Divina Comedia, en la entrada del Infierno, pone Dante las famosas palabras: “Vosotros que entráis, abandonad toda esperanza”. Cuando contemplo en qué ha ido a parar nuestra civilización me vuelve persistentemente a la memoria la sentencia del Alighieri.

 


 

Al comienzo de su Divina Comedia, en la entrada del Infierno, pone Dante las famosas palabras: “Vosotros que entráis, abandonad toda esperanza”. Cuando contemplo en qué ha ido a parar nuestra civilización me vuelve persistentemente a la memoria la sentencia del Alighieri. Me tienta pensar si no nos ha tocado el turno de abandonar ya la esperanza respecto de su futuro, incluido el país, obviamente si no cambian de rumbo. El tema se me ha replanteado leyendo el libro de Myriam Revault d’Allones Lo que el hombre hace al hombre. Ensayo sobre el mal político, donde la autora se muestra pesimista.

 

Ha habido varias esperanzas en la historia moderna de Occidente. La cristiana, la liberal, la marxista. De todas la única subsistente es la cristiana, pero reducida a grupos relativamente pequeños y de escasa resonancia mediática, salvo, como hechos aislados, lo acontecido hace poco en España, en la Jornada Mundial de la Juventud, o, en nuestro país, en las peregrinaciones a Luján de Buenos Aires, que son como eclosiones de fervor religioso.

 

Es cierto que las masas, en nuestros países latinos, conservan un cierto modo de religiosidad cristiana, con rasgos supersticiosos, como el jugador de fútbol que toca el terreno y se persigna al entrar a la cancha. Por cierto la esperanza cristiana es mucho más que eso.

 

Hemos sido coetáneos de otra esperanza, la liberal, actualmente en forma de fe democrática. Un ejemplo de ella es la creencia que expresaba Alfonsín (padre), con la frase: “con la democracia también se come”. En cuanto a la marxista no ha tenido supervivencia social, a lo sumo quedan resabios intelectuales en ciertos socialismos europeos y populismos latinoamericanos, como en Venezuela o Ecuador, y lo que parece que se avecina en la Argentina con el “modelo” kirchnerista.

 

Pero, la esperanza democrática puede resultar fallida. En el ultimo siglo la hemos visto convertirse en democracia totalitaria, como la nazi, la fascista o la estalinista. Todas ellas gozaron de un apoyo popular inicial avasallador. Estos procesos han sido analizados en la obra de Jacob Talmon Los orígenes de la democracia totalitaria.

 

En cuanto a nuestro país el reciente triunfo aplastante de Cristina Fernández de Kirchner trae recuerdos ominosos de los comienzos de aquellas democracias dictatoriales, que comenzaron también con similares éxitos electorales. No hay pruebas de que este giro pueda ocurrir, pero sí síntomas. La Señora ha eliminado las elecciones dentro de su propio partido, reemplazándolas por decisiones a dedo, y eliminando el federalismo.

 

¿Sigue postergándose, pues, sine die, nuestra esperanza de mejores tiempos para el país? En lo inmediato, como lo ha explicado hace poco Marcos Aguinis, hay cada vez menos motivos de esperanza. ¿Debemos abandonar toda esperanza, como los condenados de Dante? No es el caso, porque en política el pesimismo es una tontería. El propósito a sacar hoy es el de lucha contra toda esperanza.

 

Es cierto que el kirchnerismo ha triunfado ampliamente, por más de la mitad de los votantes, pero está la otra mitad cuyo mal ánimo, por este mismo triunfo, no ha hecho más que exacerbarse. Diríamos que esta segunda mitad (o buena parte de ella) no solo no cree en el llamado a “la unidad de todos los argentinos” que ha hecho la Presidenta, sino que más bien la irrita, dado sus antecedentes teatrales y el escaso margen de credibilidad que le merece. Pero, como dijimos, hay que darle tiempo al tiempo.

 

Al fin, la esperanza es lo último que se pierde.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.