Inicio arrow Columnistas arrow EL ORIGEN DE LA PRENSA, Y DE LA PRENSA PÚBLICA - por JORGE H. SARMIENTO GARCÍA
MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


EL ORIGEN DE LA PRENSA, Y DE LA PRENSA PÚBLICA - por JORGE H. SARMIENTO GARCÍA PDF Imprimir E-Mail
martes, 17 de enero de 2012

Seguramente le interesará al lector saber -o recordar- que la primitiva prensa tuvo su origen en Roma, durante el consulado de Cayo Julio César (siendo el otro cónsul Bíbulo, un hombre sin prestigio y sin personalidad).

 


 

Seguramente le interesará al lector saber -o recordar- que la primitiva prensa tuvo su origen en Roma, durante el consulado de Cayo Julio César (siendo el otro cónsul Bíbulo, un hombre sin prestigio y sin personalidad).

 

En efecto, en Roma había nacido el deseo de estar al corriente de todo cuanto acaecía en el mundo romano, por la mayor cultura y el desarrollo de los intereses comerciales por todo el Imperio.

 

Hubo quienes entonces tuvieron la idea de recopilar todas las noticias que lograban reunir y publicarlas en un pequeño cuaderno, sacando copias los esclavos, las que se distribuían regularmente entre los suscriptos que las pagaban.

 

Obviamente, este primitivo periodismo resultaba muy oneroso, por lo que sólo era accesible a los ricos.

 

Fue entonces cuando César, jefe del “partido democrático”, resolvió reglamentar la divulgación de noticias, que no ofrecía muchas garantías de exactitud (aunque tampoco después).

 

La organización resultante fue la siguiente: un magistrado era comisionado para seleccionar todos los documentos interesantes -proviniesen del Senado, de la ciudad de Roma o del Imperio- y resumirlos; se blanquearon paredes esparcidas por toda la ciudad y allí se transcribían los resúmenes sobre ellas, borrando previamente las noticias antiguas.

 

De tal modo, Cayo Julio César logró popularizar las noticias hasta entonces reservadas a los ricos, con lo que lógicamente aumentó su popularidad, al mismo tiempo que se aseguraba un nuevo medio para gobernar eficazmente, moldeando de algún modo en su favor la opinión pública.

 

Debo agregar en honor a la verdad que el consulado de César fue una especie de carnaval de ilegalidad y ley del populacho que exigía "pan y circo", digno broche de toda su carrera demagógica, violando aquél toda regla constitucional con una jovial indiferencia, que sorprendía aun a sus propios lugartenientes.

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2018
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.