Inicio arrow Jurisprudencia arrow PRIVACION ILEGITIMA DE LA LIBERTAD
MENU
Inicio
Jurisprudencia
Nacionales
Internacionales
Columnistas
Destacado
Enlaces
Contacto


PRIVACION ILEGITIMA DE LA LIBERTAD PDF Imprimir E-Mail
lunes, 14 de agosto de 2006

PENAL
Magistrado. Detención arbitraria de un grupo de personas (“barrabravas”) en las instalaciones del Club Atlético Boca Juniors. Fundadas sospechas de parcialidad. RECURSO DE APELACION. SOBRESEIMIENTO. Ausencia de dolo. Prueba evidente de que el imputado actuó plenamente convencido de la licitud de sus actos, y por lo tanto es suficiente para excluir la tipicidad que se adjudica a su conducta   
“Bergés Mariano Osvaldo s/privación ilegítima de la libertad” – CNCRIM Y CORREC - 18/07/2006   (elDial)

“La Sra. juez de la instancia anterior advirtió que el 16 de mayo de 2004, el imputado se constituyó en el estadio del Club Atlético Boca Juniors y en el marco de un procedimiento que personalmente inició y condujo, ordenó la detención de un grupo de personas -entre las que se encontraban los aquí querellantes-,empero no haber verificado, tan siquiera mínimamente, la necesidad, idoneidad y proporcionalidad de dicha medida de coerción, la que en merito a las probanzas acumuladas considera irrazonable. De allí sostiene que el imputado habría dado mal uso a la autoridad que su cargo otorgaba, violando en consecuencia normas elementales que imperan en el correcto funcionamiento del sistema constitucional, al no haber sustentado sus decisiones en elementos concretos del sumario y simplemente observa fórmulas genéricas o meras invocaciones vacías de contenido.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Estima así que el entonces magistrado actuó con absoluta liviandad, ya que el único elemento objetivo con el que dijo contar para resolver como lo hizo, fueron los dichos de un empleado que, -luego se determinó-, tampoco había visto aquellas conductas que “supuestamente” justificaban la restricción de un derecho fundamental tan importante como es la libertad ambulatoria.” (Dr. Filozof – según su voto)

“No es detalle mínimo que se interviene por estar “de turno” con la Seccional nº 24. Se considera que ello no habilitaba tal iniciación del sumario pues el Reglamento para la Jurisdicción sólo permite intervenir cuando en la dependencia se hubiera recibido alguna denuncia o cuando su personal actuara por prevención. En mi entender, prácticamente, se conculcó la regla “no procedat iudex ex oficio”. Esto se reconoce opinable, pero toca cuestionar en paralelo la actividad de quien en mayor, o menor medida, se constituyó en juez y testigo o, si se quiere, en juez y preventor. Debe advertirse que fue el propio juez quien en numerosas ocasiones pretendió justificar la manera de iniciar el sumario y con denuedo dio énfasis a su experiencia personal.” (Dr. Filozof – según su voto)

“No es evitable que quien participa en el averiguamiento criminal imponga las peculiaridades de su carácter y las propiedades de su temperamento. Ello podría explicar este caso, debiendo resolverse en consecuencia si una mala o equivocada gestión constituye alguno de los delitos atribuidos.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Los errores y fallas existen en la actividad de todo ser humano, cuestión que, desde la vida, se traduce a la actividad jurisdiccional y la investigativa. Oportunidades y dificultades aparecen a cada instante. Nadie está exento de error procedimental.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Quien lee detenidamente la causa nº 28.733/04 debe valorar distintos detalles, debe compenetrarse con el estado de cosas y especialmente con el preconcepto que demostró el doctor Bergés y los alcances de estos aspectos clave.” (Dr. Filozof – según su voto)

“No es aconsejable ser juez y testigo. El segundo debe ser sometido a una mirada escrutadora, todo instructor recoge del testimonio percepciones, muchas veces valoradas instintivamente. Así puede ser aprovechado para reconstruir el hecho y lograr rédito en la tarea emprendida. Ello marca que mal pueden analizarse ciertas pruebas, meditar y remeditar periódicamente sobre su valor cuando quien las dirigió y concretó es el mismo ser humano que las examina y posee la carga de ser más bien parte de ellas. La balanza se inclina constantemente en todo proceso y la faz intelectiva no permite mutaciones cuando se asumen roles tan dispares.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Por otra parte se vislumbra más que probable que Bergés, en su posición desdoblada, no advirtió los puntos débiles de la prueba que recogió.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Mas nada es tan simple y las apreciaciones sin certeza no constituyen pauta sólida. El empeño que el doctor Bergés puso en aquel sumario no es otro que el que utilizó en otros -de público conocimiento - y como el derecho permite más de una interpretación -sin dejar de acentuarse que no se comparte su esquema analítico o su criterio dogmático- corresponde hacer hincapié en que los testimonios recogidos evidencian un aparente acontecimiento socialmente anómalo ese 16 de mayo del año 2004.” (Dr. Filozof – según su voto)

“En estos términos se empaña cualquier reflexión contundente sobre la concurrencia de una infracción objetiva al deber.” (Dr. Filozof – según su voto)

“El exceso resulta mal consejero pero quien piensa distinto no siempre está equivocado y si algo no admite dudas es el clima de confusión que se vivió en el estadio de fútbol, indicando condiciones engañosas al menos para la visión de cada uno de los observadores.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Lo significativo es determinar si existió un encaminamiento de la voluntad tendiente a abusar de la función o un error que aun vencible no puede ser penalizado por mandato constitucional atento los tipos examinados.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Acerca una pauta generosa en tal sentido la presencia del Sr. fiscal, la secretaria del Ministerio Público, un agente del tribunal y numerosos funcionarios públicos policiales, en el lugar y el momento en que se ordenó la iniciación del sumario de marras y las aprehensiones motivo de esta querella. Ninguno de ellos -lo que incluye a los actuales acusadores particulares- objetó, ni denunció conducta ilícita, hasta que aquel sumario nº 28.733/04 concluyera.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Dificultosamente pueden escindir las víctimas las negligencias o las motivaciones erróneas de lo que constituye una conducta objetivamente dolosa como lo exige el ordenamiento de fondo.” (Dr. Filozof – según su voto)

“Así, Ricardo C. Núñez afirma sin retaceos que “la falta de certeza sobre la inexistencia de los presupuestos de una causa de justificación, e inculpabilidad o de impunidad posible, según el caso, conduce a su afirmación” (“In dubio pro reo, duda sobre la ilicitud del hecho, La Ley, 48-1 y siguientes).” (Dr. Filozof – según su voto)

“Si bien se ha sostenido en infinidad de ocasiones que el auto de sobreseimiento debe basarse en un estado de certeza absoluto, dicho requisito cede cuando no se vislumbra ninguna medida de utilidad para acceder a dicho estado. Consecuencia de todo lo expuesto es que se reitera el criterio de esta sala in re “c. 27.735, “Troncellito, Daniela Eugenia s/art. 141 C.P.” rta. 31/10/05" por lo que propongo a mi colega de Sala que se resuelva: Revocar el auto en cuanto se dispuso el procesamiento de Bergés y disponer su sobreseimiento.” (Dr. Filozof – según su voto)

"Para finalizar diré que la actividad jurisdiccional, tanto en este caso, como siempre, está sujeta a controles que persiguen el resguardo de las garantías constitucionales de los justiciables. Concretamente en el caso sometido a estudio, la resolución dictada por el Dr. Bergés fue objeto de recurso por parte de sus destinatarios, el que no se tramitó porque el colega que lo sucediera en el trámite del expediente, no concedió las apelaciones interpuestas y, luego de una extensa instrucción de casi tres cuerpos más resolvió en el sentido contrario. No tuvimos entonces oportunidad de ver cómo hubiera funcionado la garantía del derecho al recurso.” (Del voto de la Dra. Garrigós de Rébori)

“Más aún, también existe la posibilidad de acudir al Consejo de la Magistratura que, si bien no constituye un órgano de apelación judicial, sí está habilitado para controlar que la actividad de los jueces no contravenga garantías constitucionales, ya sea por vía de la Comisión de Disciplina, como por vía de la Comisión de Acusación.” (Del voto de la Dra. Garrigós de Rébori)

“Siendo ello así, considero que los accionantes no debieron elegir esta vía.” (Del voto de la Dra. Garrigós de Rébori)

 
< Anterior   Siguiente >
design by 5medien
© 2014
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.